Facebook  Twitter  

Álvaro Silva y su camioneta Volkswagen Amarok consiguieron su cuarta victoria en el Gran Premio Nacional de Carreteras Caminos del Inca. 2013, 2014, 2016 y este año son los triunfos del experimentado piloto en esta dura competencia.

En compañía de su navegante Paolo ‘Chubi’ Zani, cumplieron con éxito este nuevo reto, no sólo para él, sino para su VW, que demostró una vez más su calidad y confiabilidad en las difíciles rutas peruanas. 

Tres mil kilómetros atravesando trazados de tierra, de asfalto y de grava, superando los cambios de oxígeno entre el nivel del mar y los seis mil metros de altura, temperaturas superiores a los 40 grados centígrados e inferiores a los -20, no fueron obstáculos para que la poderosa Amarok sume otra maravillosa performance. “Ni un solo problema. Nunca falló. Simplemente es un vehículo de gran nivel tecnológico. Hablar de Volkswagen es suficiente,” señaló Silva. 

Álvaro recordó el susto que pasaron en la etapa Ayacucho – Huancayo. “Fue de terror cuando nos dimos cuenta que nos pusieron gasolina en vez de petróleo. No nos quedó más remedio que continuar la carrera hasta que llegamos al auxilio de Tito Matos. Nos ayudaron a purgar el tanque. Increíble que no sufriera ningún daño mi Amarok. Esta anécdota quedará en el recuerdo, como una situación que pudo dejarnos fuera.”  

Finalmente, Silva agradeció a los ejecutivos de Volkswagen y Euromotors, a Grano de Oro, Castor Oil, Liqui Moly y al Grupo Firbas por el apoyo y respaldo. Tuvo palabras de elogio para el popular ‘Chubi’. “Ha sido fundamental para esta nueva victoria en mi carrera deportiva. El próximo año iremos con más fuerza y mayores avances en la preparación de mi coche.

Síguenos en Facebook

© Revista Perú Tuning - 2015