Facebook  Twitter  

Álvaro Silva y su Volkswagen Amarok V6 se encuentran en la recta final para llegar en la mejor de las formas a la próxima edición del Gran Premio Nacional de Carreteras Caminos del Inca 2018. A menos de un mes de que se inicie esta tradicional y mágica competencia, su camioneta ya se encuentra lista, armada en tu totalidad e iniciarán de inmediato las pruebas en pista.

Este fin de semana será el primer examen en carrera, ya que participarán en una fecha oficial del calendario de la Federación Peruana de Automovilismo Deportivo. 

Al igual que en los años pasados Silva le ha renovado su confianza total a Paolo Zani para que lo acompañe como navegante. “Aprovecharemos el rally de este fin de semana para comenzar a testear nuestra Amarok V6. La hemos armado con mucho cuidado y entero profesionalismo, ya que deseamos seguir intentando pescar el primer puesto en la general. Quizás no sea este año, quizás sí, pero queremos llegar al 100% tanto física y mentalmente por la parte humana y lo mismo con relación a la camioneta y todo lo relacionado al auxilio,” señaló Silva. 

Con cuatro victorias en su categoría en este Gran Premio Caminos del Inca, Silva agregó que “no va a ser nadita fácil cumplir nuestro objetivo de luchar por la punta de la clasificación general. Además, dicen por allí que no hay quinto malo. Gracias al patrocinio de Volkswagen, a diferencia del año pasado, la Amarok será una V6 en vez de la de los 2 litros biturbo. 245 caballos de fuerza a la rueda en vez de los 180 HP de la anterior edición de Caminos del Inca, harán de la Volkswagen Amarok V6 una fiera en las rutas del Perú” 

“Vamos con la ex Amarok V6 de Fernando Ferrand, con la que participó en el último Dakar y también le hemos hecho varias mejoras en la suspensión y otros detallitos, que se los contaré en la próxima entrega,” agregó Silva.

Síguenos en Facebook

© Revista Perú Tuning - 2015