Facebook  Twitter  

Con mucho optimismo ve su regreso a las competencias. El piloto trujillano Kike Umbert tuvo una destacada actuación en la primera fecha de la Baja Inka, llevada a cabo en el desierto de Sarapampa. Kike logró subir al podio en la "Asia 500", ocupando el segundo lugar después de su compañero de equipo del Yamaha Racing Ignacio Flores.

Kike ha tenido en el último año un periodo de recuperación y rehabilitación, tras el fuerte accidente sufrido en Uyuni, Bolivia, mientras disputaba el Dakar 2016. La fuerte caída le causó diversas lesiones en la clavícula, muñeca y rodilla. "Me he dedicado mucho a hacer rehabilitación, muchos ejercicios, natación, bicicleta y hoy en día me siento nuevamente competitivo y listo para salir a luchar los primeros lugares", nos comentó Kike antes de la prueba. 

Fueron dos días de mucha navegación, por el difícil terreno de nuestro desierto costero. El intenso sol y muchas horas en pleno calor fueron las otras dificultados que presentaron todos los pilotos durante la Baja Inka. 

"El primer día la navegación fue sumamente complicada. Las rutas tenían mucho polvo suelto y tuvimos que pasar por lecho de río y huaycos. Pero la experiencia fue positiva para reencontrarme con este tipo de manejo. Hace un año que no navegaba y más aún en estas condiciones difíciles". 

"El segundo día fue más demandante para el físico y las máquinas, pero nuestra cuatrimoto Yamaha se comportó a la perfección. Estoy muy conforme y contento con este resultado. Subir al podio después de más de un año de para tras el accidente motiva. Todas estas pruebas las afrontaremos como parte de nuestra preparación para el Dakar 2018". 

La próxima competencia oficial que tiene Kike Umbert en su calendario será el "Chachadakar", a desarrollarse del 2 al 4 de junio en Chachapoyas. Tras ello, en julio disputará la primera fecha del nuevo campeonato de orff road "Auka Nuna", a desarrollarse el 15 y 16 de julio en Casma. 

Umbert estará debutando en Chachapoyas el nuevo vehículo que ha venido desarrollando en conjunto con Yamaha: el ROV YXZ1000R. "Tenemos este año un buen proyecto. Estamos desarrollando el nuevo ROV, para adaptarlo a las exigencias del Dakar. Estas competencias locales nos van a servir de entrenamiento y de ensayo", finalizó.

 

 

 

Síguenos en Facebook

© Revista Perú Tuning - 2015